sábado, 14 de febrero de 2015

Cambio de look. Look at me.

Es lo mejor que hago cuando tengo que animarme. Creo que el pelo es como mi fuente de energía. Si le hago algo diferente, él  me lo agradece dándome un empujoncito.
Tengo varias teorías para que se cumpla esto. Una es, que me relaja tanto tener un huequito para volver a ser yo... sí... sin ser mami. No es que no me sienta orgullosa de ello, es que todo es tan diferente cuando tienes un bebé, que hasta el rollazo que es ir a la pelu, se convierte en una fiesta.
Otra teoría es, que tengo tan poquito tiempo para  darme el lujo de arreglarme, sin que el maquillaje no sea express, que alisarme el pelo, es una inversión de belleza en toda regla.
Y la última  está  basada en algo que decía mi abuela. "La mujer calzá y peiná, medio aderezá". Y claro... hoy no me je podido resistir a comprarme unos zapatos. Ya fui a la pelu y me faltaba el último detalle. Creo que aunque hayan sido de rebajas he rejuvenecido 10 años. Qué alta y pelazo más mono llevo. Lo mejor es sentirte guapa. Por mucho que te digan, cuando estás  más guapa, es cuando más  segura te sientes de tu aspecto, rezuma belleza.

Bueno, qué nadie nos quite la hora de la pelu ni la sensación de unos taconazos. Os dejo el color de mi pelo y los super zapatos... son de ZARA de esta temporada.

martes, 3 de febrero de 2015

Un minuto para mí.

Un minuto para ducharte tranquila es un poco exagerado... pero cinco minutos para saborear el vaporcito del agua  en la bañera y darse cremita pausadamente, es una utopía  cuando tienes a tú  bebé. 
Al menos, lo fue  para mí  al principio. Primeros meses oliendo a leche, a bálsamo para el culete y con las uñas  sin acordarse cuando fue la última  manicura. Los bebés son monísimos, pero tu dejar de ser mujer y pasas a ser mamá, y todo el mundo te lo advierte, bueno no, sólo  te dicen que no vas a dormir. Lo demás,  es el secreto mejor guardado por todas las mujeres del mundo mundial.
Creo que no se cuenta por si te dicen "malamadre". Pero es que... al principio el único "bebeficio" es no estar en el curro. Lo demás... ufff pues... un cúmulo  de circunstancias; tanto el mínimo  tiempo  que te dedicas a tu cuidado  personal, el pelo que se te cae a puñaítos, lo fea y gorda que te has quedado y la super cuarentena para más inri.
Total que empecé  a ver el segundo "bebeficio" en el bautizo  de mi bebé. Porque  me pude arreglar un pelin y hablar de cosas que no fuesen caquitas y ropa de bebé.
Me dí  cuenta de que la maternidad era como un nuevo trabajo, los principios, hasta demostrar lo que vales y eres más  eficaz, pues son complicados.
Ahora me considero senior como mamá novata.  Pero eso sí, sigo siendo novata.

Hasta pronto supermamis.

domingo, 1 de febrero de 2015

El infinito embarazo

Es el tiempo que pasa  más  despacio en toda tu vida. Y el más  intenso en emociones y pensamientos, sentimientos, sueños y miedos.
Sencillamente especial. Tanto que, sólo cuando estás despierta sientes que es verdad, que hay otra vida dentro de ti. Paseos, revisiones, pruebas, rodean el tiempo, pero ni aún  así, este pasa más rápido. ¿Es que el tiempo no es consciente de que  sólo  piensas en ver la carita de tu bebé y quitarte esa abultada tripita?

Mi vida era una eterna pregunta, una tras otra, yo que tenía  mi vida controladísima, ahora no podía  ver más allá  del monitor de mi ginecólogo.  Ya no leía  el periódico, sólo foros de mamás  con la experiencia  ya pasada.

Nunca imaginé cómo sería esta época. Para mí, la que marcó  un antes y un después  a todo. Siempre he oído  de mis abuelos "el trabajo dignifica" y también "ser padre te convierte en mejor persona". No sé  qué parte  de cierto tendrá  ésta última.  Pero lo que si se que durante esos nueve meses yo cambié. Y ahora no sé  si seré  mejor persona, pero de cada decisión  que tomo, me enorgullezco más que antes. 

Será la capacidad para descansar y dormir que te isuflan  las hormonas, eso dará  más tiempo a reorganizar las cabecillas.

Ahora el hambre, el sueño, la sed, el cansancio no son tan grandes como antes,aunque lo dulce es más dulce y lo amargo más  amargo. 

En resumen, tras estos nueve meses, bonitos, molestos y diferentes: todo es mejor.

sábado, 31 de enero de 2015

Dibujitos y pelis hasta los pelos

Hasta de fondo de pantalla...
Siempre me han gustado los dibujos y los programas infantiles... pero más bien para  dormir la siesta. Y ahora creo que tengo el síndrome de Estocolmo  con alguna película que otra. Hasta las utilizo para hacer metáforas, si eso es lo último, para hacer coaching o dar consejos.
Un buen ejemplo es Buscando a Nemo, el final es de órdago, me encanta. Es cuando todos los peces se han escapado del acuario  y por fin, cada uno en su bolsita de plástico, llegan al océano. Exhaustos  por el esfuerzo, esperando al último  miembro del grupo... y.... Todos mirándose  una vez conseguida su meta, cuando el más coherente comenta: "Ahora ¿Qué?"
Hay tanta gente que cambia su acuario por el océano  y cuando se encuentra  con el hermoso mar abierto... no sabe por dónde empezar.
Hay que saber y reconocer las limitaciones. Aunque yo soy más de las que seguiría soñando con el siguiente mar, playa, continente... olvidándome del acuario dónde  he estado anteriormente. Pero cada uno es cómo  es.
Ahhh por cierto. Mis pelis favoritas son Toy story, Buscando a Nemo, y Monstruos SA.
Hasta pronto.

 

viernes, 18 de julio de 2014

Veranito bendito!!


Sí, es la mejor época del año. Pero este año es totalmente diferente. Hay un miembro más y la incertidumbre de cuál será el resultado.
Nosotros siempre habíamos pillado nuestro viaje a última hora. Pues pillaba el vuelo baratísimo dónde fuese y después el hotel. Hotel con alojamiento-desayuno, no necesitamos más, comidas y cenas dónde nos apeteciese. Una maravillosa libertad.
Qué curioso va a resultar depender de los horarios de nuestro pequeñajo, así que la decisión de dónde y en qué alojarse ha sido lo complicado. Que si... hotel...  Que si mejor aparthotel... Que si mejor casa rural u hotel rural... que si mucho mejor apartamento. Así hasta decidirnos por esto último: un apartamento cerca de la playa en un pueblo tranquilo.
Yo soy la que siempre busco los viajes, soy una friki de las webs de opiniones, buscadores de vuelos, hoteles, etc. Así que esta vez, también me ha tocado. y debo decir que me ha costado más que nunca.
Es que no hay muchas facilidades para encontrar alojamientos con niños. Me imagino que esos hoteles en los que tienen buena publicidad para familias, se petarán. Parece que en las webs estén escondidas las cunas, y las tronas. Es intentar buscar algo que te gusta, y te sale un mensajito: "No apto para niños menores de 8 años" Pero quién va a ir a  un hotel rural, apartado del mundanal ruido con un niño de 12 años, que se aburre cada 1/2 segundo.
Nada de nada, o estaba todo ocupado, o no admitían bebés o era demasiado cutre.
Así pasé a la opción apartamento. Por varias razones: si horarios flexibles, si microondas, si piscina y si parking gratis para el coche y los aparejos de la playa.

Y con otra segunda opción que es la ubicación, es decir, a un paseo de la playita, pero lo suficientemente cerca/lejos, como para no oír nada por la siesta o por la noche, o sea, paz a la hora de dormir.
También importante!!! Que tenga un paseo marítimo para dar paseítos por la tarde con tu bebé y qué éste interactue con columpios, animalitos, y otros niños. Y nosotros por las noches para cenar tranquilamente con la brisita del mar, en un chiringuito o barecito de playa.

Bien!!! Decidido el sitio, ahora a preparar la maleta. Porque este año, que nos hará falta llevarnos? Cabrá todo en en coche.


Os cuento en próximas entradas ;)

martes, 25 de marzo de 2014

La música amansa a las fieras.

Recuerdo cuando estaba embarazada... Todos me recomendaban música para bebés. Que si la música clásica es muy buena, que si le repitas esta canción hasta la saciedad, que cantes "cinco lobitos" hasta que no sientas los labios... y barbaridades varias.
Bueno, como mami novata, pues tuve que elegir entre algunos de los consejos. Pero evidentemente me dió qué pensar.
Así que, me puse manos a la obra, buscando como loca en Internet, qué era mejor, si Mozart o Lady Gaga. Al final opté por Frank Sinatra, que me encanta y además me acababan de regalar un cd y un dvd, así que, "al dedo".
Durante dos o tres días a la semana, escuchaba a mi amiguito Frank...y me relajaba viendo los avances del futuro dormitorio del pequeñín.

También experiementé con la música fuera de casa, en un concierto en el pueblo. Era un grupo francés Lady Marguerite, ahora se llama de otra forma, pero me encantó. Y a mi tripita también ;)

Otra experiencia con la música fue en la Semana Santa, con tanto tambor y corneta... era una sensación extrañísima, botaba todo.

Y bueno, lo que puse en práctica no fue mucho, la verdad. Solamente oir a Frank Sinatra, bailar de vez en cuando cualquier música que me gustase, y cuando me acordaba cantaba "cinco lobitos" sin cesar hasta que me cansaba. En http://vimeo.com/4275614 podéis encontrar un reportaje de National Geographic que se titula "En el vientre materno". Cuentan paso a paso, hasta el parto, todas las fases del embrión y del feto.

Así que, después de tanta nota  (musical) el primer día que mi bebé se puso a llorar sin consuelo, enchufé el cd de Frank Sinatra.... y MILAGRO, siguió llorando. Tenía hambre... Así que Frank solo me sirve para los masajitos. Pero eso si, los "cinco lobitos" los he repetido hasta la saciedad, y cada vez que la canto no para de sonreir. Quizá se ría de su mami, pensando lo poco original que soy. Aún así, en mi defensa tengo que decir que escuchamos mucha música y bailamos ( lo que viene siendo hacer el ganso con tu bebé en brazos, al son de cualquier canción) todo lo que escuchamos, incluido el tono del móvil. 

Creo que si hubiese sido más constante, el peque, hubiese reconocido más canciones, pero hay tantas cositas en las que pensar cuando estás embarazada la primera vez, qué sólo faltaba ser dj en los pocos minutos libres que quedan al día.

Hasta el próximo post.

domingo, 16 de febrero de 2014

Cuando la salud entra por la puerta, la gripe salta por la ventana.

!Qué frío! Me encanta el invierno. Me gusta arrugarme junto a la mantita en el sofá, me gusta que me dé el fresquito matinal en la cara, y me gusta ponerme los calcetines gorditos que me inmovilizan los dedillos de los pies.
Pero odio pillar la gripe... aunque desde hace años, me estoy librando de esta pesadilla invernal. ¿Cómo? Pues como digo siempre, con buenas maneras, prevenir es salud. Os voy a pasar unos truquillos y espero que os funcionen:
  • Comida sana: Sobre todo zumitos a diestro y siniestro. Yo me tomo uno de 5 naranjas todas las mañanas. En resumen, comer sanito, de todo... y alguna que otra vez, un chocolatito caliente, que es lo que más apetece en invierno.
  • Movimiento: Moverse, puede ser, desde bailar con cualquier música que oigas, hasta jugar con los niños, pasear por el campo... Por ejemplo, bailar quema calorías, es divertidisímo y hace que nuestro corazón se reactive. Además nuestras defensas despiertan de su siesta y se ponen alerta ante cualquier ataque infeccioso. La cuestión es realizar deporte con equipación o sin ella. Pero el movimiento, a mí, me hace sudar y eliminar toxinas, así, gripe fuera!!! 
  • Higiene: Me lavo las manos, tras realizar cualquier cosita. En mi bolso llevo siempre el alcohol en gel, y así, cuando salgo no hay virus ni bacteria que se agarre a mi cuerpo.
  • Homeopatía: A pesar de toda la prevención, si noto cualquier "mini síntoma" recurro a la homeopatía. Y este producto uno de mis preferidos, hasta para mi bebé de 8 meses.
  • Buen humor: Rodearse de positivismo y buen humor. Para mí es la mejor medicina. Reírse del día a día, de uno mismo y de los problemas, hace que los virus se asusten y no se atrevan con nuestro cuerpo. Las defensas se fortalecen con cada carcajada y con cada sonrisa. Además con buen humor, también haremos, que ante pequeños síntomas, nuestro cuerpo luche contra infecciones de manera más rápida y efectiva. Así que, riámonos del frío y combatiremos las enfermedades.  

Fácil ¿no? Cierra la puerta a la gripe y !suma salud! y para más información yo además me apoyo en: http://www.cierralapuertaalagripe.es/

Espero que la salud entre por la puerta, y la gripe salte por la ventana con mis consejos. 
Hasta el próximo post.
Blogging tips